Azotea verde en dos horas


AddThis Social Bookmark Button

El sistema modular con “eco-macetas” deja casi en el pasado al sistema tradicional con geo-membrana.

Por: Verónica Pérez Rechy

No ha dado ningún resultado el beneficio fiscal que ofrece desde el 2010 la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal, del 10 por ciento en la reducción del impuesto predial a las personas físicas que instalen voluntariamente un sistema de naturación de azoteas en los techos de sus viviendas, revela Roberto Bonet, socio fundador de la fábrica ecológica Regenera Mx (Regenera México).

El anfitrión-invitado de la emisión número 16 del programa UbiCiudad*, también aclara que la innovación tecnológica de su empresa social -que consiste en un sistema modular tanto para azoteas verdes y huertos urbanos, como para muros verdes y huertos verticales-; no ha sido contemplada en la Norma de Naturación de Azoteas (NADF-013-RNAT-2007) a pesar que han enviado estudios completos y comprobados.

Roberto expone que hay grandes diferencias entre el sistema tradicional de naturación y su sistema modular con “ecomacetas”.El sistema tradicional requiere al menos de cinco pasos como: la preparación de la superficie de la azotea, la aplicación de un impermeabilizante anti-raíces, la instalación de un dren, la colocación del sustrato (suelo), y plantar la vegetación seleccionada.

El sistema modular en cambio ofrece en un solo paso y en un par de horas, un muro o azotea verde completamente terminado, amén de que las ecomacetas están fabricadas con plástico cien por ciento reciclado y su tecnología patentada consiste en dos contenedores conectados de donde las plantas obtienen agua de lluvia y nutrientes del sustrato.

El bajo costo es otro beneficio adicional ya que cada ecomaceta -incluyendo sustrato y planta- cuesta alrededor de 200 pesos, de tal modo que seis ecomacetas cubren un metro cuadrado haciendo un total de mil doscientos pesos. El mantenimiento también es bajo pues las ecomacetas se conectan a un sistema de autoriego (al tinaco o cisterna) por lo que sólo basta barrer la azotea cada tres o cuatro meses y aplicar composta al sustrato si las hojas se ven secas.

El arquitecto Miguel Aldana -locutor de UbiCiudad-  comenta que dadas las condiciones actuales en especial de la Ciudad de México ya debería ser una obligación la instalación de azoteas y muros verdes. Roberto Bonet espera que en el futuro próximo muchos mexicanos se sumen a este esfuerzo por mitigar el impacto al medio ambiente -que está acelerando el cambio climático y sus consecuencias.

“Educación y conciencia es lo que hace falta en México. La meta de reverdecimiento urbano al 2030 parece demasiado ambiciosa pero vamos paso a paso. En verdad la instalación de cada huerto urbano nos llena de tanta felicidad”, expresa Roberto al tiempo que señala no olvidar que las plantas son seres vivos y debemos asegurarnos que estas vivan correctamente en el sitio de instalación.

DE XOCHIMILCO PARA TODO EL PAIS

Tres años antes Regenera Mx tenía que importar sus productos desde Alemania causando una huella ecológica mayor -por dicho traslado- que la mitigación de su reverdecimiento urbano, por lo que desde 2011 esta empresa social decidió fabricar su propio producto y ya tiene una línea de producción que sale desde Xochimilco.

Otra ventaja más de la producción local -para la industria de la construcción- es que aplica para el sistema de certificación de construcciones sustentables LEED (Leadership in Energy & Enviromental Design) pues se considera como materiales locales sostenibles si los insumos están a menos de 100 kilómetros de distancia. “Los arquitectos y constructores entienden bien de lo que estamos hablando”, menciona Roberto.

Regenera Mx ofrece para el resto de la república el envío de las ecomacetas, asesoría gratuita y el contacto con productores locales para la adquisición de las especies vegetales, pero en caso necesario el equipo de profesionales se traslada hasta el sitio de instalación.

Es importante destacar que esta fábrica ecológica comparte información a través de su página electrónica regeneramx.com y en redes sociales como Facebook e Instagram donde también se pueden encontrar infografías. “No guardamos la información como secreto de estado, nuestro interés es que se replique y damos consejos para que la gente lo pueda hacer en casa”, asegura Roberto.

RECUENTO

Luego de un recuento para los “ubi-ciudadanos” (ciber-escuchas de UbiCiudad) a lo largo de 16 programas en cuatro meses, Miguel Aldana cuestiona al invitado sobre los temas tratados en los programas.

Respecto de estacionamientos y parque vehicular, Roberto Bonet opina que es innegable que no hay espacio suficiente para que todos tengamos auto y que el trasporte público en México aún es insuficiente, y que materialmente resulta imposible trasladarse en bicicleta hasta la fábrica ecológica en Viaducto. “El crecimiento exponencial de la población hace que la infraestructura se sature”, indica.

En cuanto a los desarrollos habitacionales de interés social vacíos y cada vez más lejos del centro de la ciudad, Roberto señala que son resultado de una política de gobierno que permitió que las empresas constructoras siguieran lucrando en este sentido pero que ahora están en quiebra.

“CREEMOS EN NUESTRO SISTEMA”

Conscientes de que son los últimos en entrar a las obras –y a pesar de que a veces no encuentran agua o luz para poner en funcionamiento el sistema de autoriego-, Roberto y su equipo de agrónomos creen fehacientemente en su sistema modular y consideran al sistema tradicional como del pasado. “Con módulos desde el primer día queda listo el jardín y no hay que esperar que la naturaleza crezca como en geomembrana tradicional”, aclara.

Próximamente la fábrica ecológica Regenera Mx resaltará entre el asfalto pues está por concluir su muro verde en el Viaducto Miguel Alemán (colonia Escandón) de la Ciudad de México; “una arteria neurálgica que se podría hacer más verde pero sabemos que las construcciones obedecen a principios económicos y esto es una tragedia”, reconoce Roberto mientras espera que en el futuro los incentivos fiscales se vuelvan una realidad. /

Roberto Bonet es arquitecto egresado de la Universidad Iberoamericana. Cuenta con estudios de postgrado en Diseño y Construcción Sostenible, además del Máster en Gestión Creativa y Transformación de la Ciudad por la Universidad Politécnica de Cataluña/Ibero.

Etiquetado como
Descargar archivos adjuntos:
Tema anterior Tema siguiente