De la cuchara a la ciudad: diseñamos desde un mueble hasta la ubicación de un mercado. El diseño es el proyecto de una obra o un producto determinado.

El diseño integral no solamente cumple los requerimientos del cliente sino también sus expectativas. El diseño soluciona estas dos necesidades con un resultado que por lo regular es un proyecto.

Una vez identificados los requerimientos y expectativas se plasman las soluciones en bocetos y diseños básicos de todas las ingenierías (arquitectónica, estructural, etc.) para integrarlas en el diseño final.

En el diseño hay un mensaje implícito del autor (arquitecto) que ofrece la solución técnica y su aportación estética. La evaluación de estos elementos es dada por consultores en diversas especialidades que avalan la factibilidad de los diseños -que deben ser claros y agradables.